Papiloma humano: otra pandemia en curso que no deberíamos ignorar

Compartir

El COVID-19 nos ha mostrado la cara más impactante de lo que supone una crisis sanitaria mundial: una infección aguda, de fácil transmisión respiratoria, que colapsa urgencias y genera un gran volumen de ingresos hospitalarios, de asistencia en UCIs y de muertes en poblaciones frágiles.

Con independencia de donde se originó el fenómeno, las primeras olas registradas afectaron principalmente a Europa y otros países desarrollados, con lo que la repercusión económica y mediática fueron espectaculares. Durante meses, todos los medios de comunicación han venido abriendo sus ediciones con noticias sobre la pandemia. Simultáneamente ha salido expertos en todos los rincones, y hemos vivido momentos de bastante confusión sobre las decisiones a tomar, individual y colectivamente.

Todos hemos estado y estamos atentos al COVID-19, eso es indiscutible. Sin embargo, hay otras pandemias en curso cuya percepción social y sanitaria es muy diferente, como la del virus del papiloma humano (VPH). Y eso pese a que globalmente estimamos el número de casos de cáncer generadas por las infecciones a VPH en unos 660 mil por año y el número de muertes en unos 33 mil por año.

Una de cada 10 mujeres en riesgo oncológico por VPH

Escojamos una muestra representativa de la población femenina entre 30 y 60 años en buen estado de salud en un país europeo desarrollado. Si tomamos las muestras cervicales rutinarias de los controles ginecológicos y utilizamos una tecnología actual para buscar la presencia de infecciones por VPH (semejante a la conocida PCR nasal para COVID 19), encontraremos que entre un 8 por ciento y un 10 por ciento de las mujeres en esta muestra tendrán una citología cervical normal, pero analíticamente serán portadoras de una infección por VPH, en general de un tipo viral de alto riesgo oncológico.

Información El Financiero

Deja un comentario